domingo, 10 de maio de 2015

SEIS MEDALLAS PARA EL BOXING CLUB CIDADE DE LUGO

Ayer finalizaron los Campeonatos Gallegos de Boxeo en Vilagarcía de Arousa, donde desde el Boxing Club Cidade de Lugo conseguimos un total de seis medallas: un oro, tres platas y dos bronces.
Brian Araníbar, el actual estandarte del Boxing Club Cidade de Lugo, se proclamó nuevo Campeón Gallego de Boxeo al retirarse su rival, Darío Ferradas del Club Saudade de Vigo.
Adrián Perez se proclamó subcampeón al perder en la final contra Javier Izquierdo del KrazyDog de Coruña, un rival más experimentado, pero el lucense fue de menos a más debido a su gran estado físico.
Pablo Barcía del Cidade de Lugo también consiguió un segundo puesto al perder por decisión arbitral ante el púgil local, Carlos Padín, que hizo una pelea complicada llevando a cabo prácticas antirreglamentarias que el árbitro no supo o no quiso ver.

Cristian Trujillo también del Boxing Club Cidade de Lugo ya consiguiera su medalla de plata el pasado día 1 en Coruña ante Miguel Chouzas.
Beatriz Veiga y Oscar Rey por su consiguieron sendas medallas de bronce.
Los dos púgiles que quedaron sin medalla son:
Camilo Girón (Boxing Club Cidade de Lugo) que perdió en cuartos de final ante el púgil del Club Boxing Sada, Mateo Espantoso, en una gran pelea de principio a fin donde el de Sada hizo valer su mayor experiencia;
y Jamal Rochdi que también cayó por decisión arbitral ante el de Arteixo, Adrián Suárez (Gimnasio Stadium).


1 comentario:

  1. Como aficionado a las veladas de boxeo en la comunidad gallega, no creo que la victoria del púgil Carlos Padín en la final del campeonato gallego se debiese a ningún tipo de error arbitral, sino que, pese a lo igualado del combate y teniendo en cuenta que prácticas antirreglamentarias cometieron ambos púgiles, el vencedor durante el combate ha sabido desarrollar sus habilidades técnicas con mayor destreza proclamándose justo vencedor a los puntos. Tampoco creo que tuviese nada que ver en la decisión arbitral que el vencedor fuese púgil local por el simple hecho de serlo, ya que este mismo púgil ha cosechado recientemente una victoria siendo local un púgil del Club cidade de Lugo. Acusar la victoria de Carlos Padín a un error arbitral puede suponer desmerecer el gran trabajo y duro esfuerzo previo que este ha realizado para poder proclamarse campeón gallego. No obstante no quiero restar mérito al brillante trabajo del púgil del Boxing Club cidade de Lugo así como el de su entrenador, y aprovecho para felicitar a dicho Club por su esfuerzo y los éxitos alcanzados.

    ResponderEliminar